LOS DUEÑOS DE LA TIERRA MÁS ALLÁ DEL RELATO


 

Teniendo en cuenta lo que forma parte de los diferentes relatos, de lo que dicen durante las campañas políticas y sumándole a eso la mitad de la verdad que publican algunos medios tradicionales, hay datos irrefutables que dejan fuera de discusión, más allá de las diferentes banderas que enarbolan los políticos, que buena parte de ellos forma parte del perverso entramado que a lo largo de la historia fue el impulsor de las diferencias entre los que más y menos tienen.

Según consta en el Registro Nacional de Tierras Rurales, creado a través de Ley Nacional 26.737, aproximadamente 62 millones de hectáreas de la Argentina, el 35% del territorio Nacional figura como propiedad de 1.250 terratenientes. En la mayoría de los casos las tierras están en manos de familias tradicionales argentinas, de grupos económicos extranjeros que la han adquirido o de personas que ocupando cargos públicos o a través de sus vínculos con los gobiernos de turno fueron adueñándose de las mismas

El Grupo Benetton, de capitales italianos, con 900.000 hectáreas, es el grupo privado que mayor cantidad de tierras concentra. Sus estancias administradas por la empresa “Compañía de Tierras del Sud Argentino” son Caleufu, en Neuquén, Pilcaniyeu, San Pedro, Cañadón Blanco, Etido, Colonia Maitén y Huanhué, en Río Negro, El Maitén, Leleque, Fofocahuel, Firtihuín, Lepá y Esquel, en Chubut, Coronel y El Cóndor, en Santa Cruz.

En segundo lugar aparece Familia Menéndez, un grupo integrado por argentinos, que posee 750.000 hectáreas en las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Todos los sucesores actuales, propietarios de estas tierras, son descendientes directos de José María Menéndez y María Behety Chapital, quienes tuvieron 10 hijos. Una de estas hijas se casó con Mauricio Braun, quien llegó a ser el terrateniente más grande de la historia Argentina, acaparando más de 4,5 millones de hectáreas, superficie equivalente a dos veces la provincia de Tucumán. La totalidad de estas tierras están administradas a través de varias empresas, de acuerdo a cada rama de la familia. Los Menéndez-Braun tienen una incidencia muy fuerte en la economía argentina como formadores de precios, tanto de insumos ganaderos para la industria, como en el de alimentos en general. El grupo es el histórico propietario de "Estancia Anita", el lugar en el que se puso fin a las huelgas conocidas como la “Patagonia Rebelde” a partir del fusilamiento de 610 trabajadores, que fueron llevados allí por el Ejército Argentino, desde distintos puntos de la región, el 10 de diciembre de 1921. Dos descendientes de los Braun-Menéndez ocuparon altos cargos en el gobierno nacional durante la presidencia de Mauricio Macri, uno de ellos el Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, y el otro, el Secretario de Comercio, Miguel Braun Cantilo, ambos primos entre sí.

En tercer lugar se encuentra el Grupo Walbrook, de capitales anglo-malayo, dueños de 600.000 hectáreas, administradas por la empresa “Nieves de Mendoza”. Bajo los nombres Campo el Álamo, Las Juntas, Los Molles, Las Leñas, Valle Hermoso, Los Amarillos, Agua del Toro, Río Colorado, están registradas las propiedades del grupo, todas localizadas en el sur de Mendoza.

En la lista de los grandes terratenientes a los que pertenece el suelo argentino, en cuarto lugar aparece Lázaro Báez con 470.000 hectáreas. Báez posee 25 estancias en la provincia de Santa Cruz. Todas las propiedades fueron adquiridas entre 2008 y 2015. Alquinta, al suroeste de Río Gallegos, Los Baguales, Coronel Garumba y La Verdadera Argentina, en la zona de Río Vizcachas; La Santafesina, La Julia, La Entrerriana, La Ana, Cruz Aike, La Porteña, El Campamento, Río Bote, El Relincho, El Rincón, Arroyo del Italiano, en la zona de las represas del Río Santa Cruz; La Irma, Laguna de los Cisnes, La Irenita, La Paloma, Los Gurises, Río Olnie y Manantial Alto en Bajo Caracoles; Cerro del Paso, El Molle y La Fe, en Jaramillo.

La lista continúa en orden descendente con Familia Sapag, poseedores de 420.000 hectáreas en la provincia de Neuquén. La familia Sapag es la que desde siempre gobernó Neuquén y "casi todas" las intendencias de la provincia. Los Sapag ocupan cargos en la Legislatura Provincial y el Congreso de la Nación, desde hace más de 50 años. Además controlan la obra pública, la construcción y la minería en toda la provincia. A ellos le sigue el grupo chino Heilongjiang Beidahuang, entre otros grupos extranjeros integrados por  Estadounidenes, Canadienses, Chilenos y Belgas, los cuales figuran entre las familias y grupos económicos que concentran la mayor cantidad de tierras en la Argentina.

Desde hace un par de años quedó afuera de esta lista Douglas Tompkins, el empresario y activista ecológico fallecido en el año 2015, quien era propietario de 350.000 hectáreas en la provincia de Santa Cruz, suelo que en este momento se encuentra en proceso de traspaso legal a partir de que su viuda, Kristine McDivitt Tompkins, decidiera donarlas al estado argentino.

 

 

 

 

 

 

 

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS