CROUS DESMANTELA LA OFICINA ANTICORRUPCIÓN


 

La Oficina Anticorrupción, organismo que depende del Poder Ejecutivo, ya no intervendrá como querellante en las causas penales que investigan a funcionarios públicos. Así lo dispuso su titular, Félix Crous, al firmar una resolución que disolvió la oficina que se ocupaba de los litigios y ordenar la reasignación de todo su personal.

Desde que asumió su cargo, Crous anunció que planeaba darle otro perfil al organismo, por lo visto hasta ahora, más tolerante con la corrupción. En mayo pasado, el organismo dio un primer paso muy simbólico, abandonó su rol de querellante en las causas Los Sauces y Hotesur, donde se investigan maniobras de lavado de dinero de la familia Kirchner a través de la actividad hotelera.

Crous intentó justificar su cuestionable accionar señalando que su decisión tiene que ver “con las limitaciones presupuestarias que impone la situación general de los recursos públicos".

 

CAUSAS QUE ABANDONA LA OA

 

"Estoy ordenando el abandono de las querellas. Tengo una planilla de Excel con las causas en las que interveníamos. Es una naturaleza muerta esa planilla", dijo Crous en la conferencia de prensa.

La OA intervenía hasta ahora como querellante en cuadernos de la corrupción, los expedientes de Odebrecht, la causa por la tragedia de Once, la megacausa por lavado de dinero contra Lázaro Báez, conocida como la ruta del dinero k, el caso Vialidad, causa que motivó el primer juicio oral contra Cristina Kirchner.

El proceso de abandono de las querellas ya venía avanzando cuando este año, cuando la OA dejó su rol de acusadora contra el extitular de la AFIP Ricardo Echegaray en la causa que lo investigaba por enriquecimiento ilícito.

 

 

 

 

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS