COVIDIOTAS: EL FIN DE LA TV BASURA


 

En menos de una semana el nuevo Showmatch, creado con retazos de las ediciones anteriores, y combinado con el viejo humor revisteril y varonero, que ya no causa gracia a los argentinos, en el público no generó otra cosa que desinterés.

La insistencia en un formato de reality agotado, la carencia de ideas, el humor machista y las burdas imitaciones políticas, no sedujeron a la audiencia.

Salvo en los primeros minutos del lanzamiento de la nueva temporada, donde lideró el rating por una mínima diferencia, el resto de la semana Marcelo siempre estuvo por debajo de “Dr Milagro” y “Masterchef”.

Desde hace años Videomatch, incluidas sus versiones, cantadas y bailadas, viene perdiendo efectividad, público y auspiciantes. Esas fueron las cuestiones fundamentales que, año tras año, hicieron que cada vez se demorara más su regreso a la pantalla. En esta ocasión, una de las que menos se hizo esperar, lamentablemente para el conductor y su equipo de colaboradores, les tocó caer en la cuenta de que en un escenario de pandemia, crisis institucional, inseguridad y crisis económica, la TV basura ha dejado de ser negocio.

Observado desde el punto de vista epidemiológico, la vuelta de Showmatch, también fue un enorme traspié. El mensaje, a contramano de lo que se nos pide a los argentinos -distanciamiento y uso de barbijo- no estuvo reflejado en la pantalla. El descuido fue de tal magnitud que en las redes sociales el programa fue bautizado “fiesta clandestina pública”, y a sus participantes los llamaron “covidiotas”.

 

 

 

 

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS