MURIÓ HUGO ARANA


 

El actor Hugo Arana, murió a los 77 años en el Sanatorio Colegiales. Arana había sido hospitalizado hace unos días por un accidente doméstico. Durante un chequeo le realizaron el hisopado, que confirmó que estaba contagiado de COVID-19.

Creció en Monte Grande donde sus padres eran los caseros de una quinta. El sueldo alcanzaba para cubrir apenas las necesidades básicas. La cocina funcionaba a leña, la oscuridad la iluminaba un sol de noche, la ducha era una lata agujereada y el dentífrico se suplía con sal gruesa. “A los 11, nos mudamos a Lanús y para mí fue pisar el asfalto por primera vez. Cuando abrí la canilla y salió agua lo viví como un milagro”, recordaba. En la adolescencia fue albañil, pintor, electricista, colocador de alfombras y hasta jugador de las inferiores de Lanús. Con su compinche, Carlos Herrera se hicieron amigos del proyectista del cine de la zona que desde la cabina y gratis les permitía disfrutar de las películas. No eran tiempos de combos de pochoclo pero sí de mate y bizcocho y de salir del cine soñando ser recio como Marlon Brando.

Pero aunque la actuación no era su objetivo estaba en su destino. “Un día fui al Centro a comprar tornillos y vi un cartel que decía: Hágase actor, centro experimental cinematográfico. Y me quedé como helado. Yo nunca había visto teatro aunque me gustaba mucho el cine. Estaba desesperado por hacer algo en mi vida”. El día que cumplió 22 años, el 23 de julio del 65 se regaló la inscripción a la escuela. “Yo no tenía ni idea de actuación, pero a los pocos meses ya estaba con un papelito en un escenario en una obra sobre Lee Harvey Oswald, interpretada por Enrique Liporace. Y sentí: nadie me saca más de acá. Era la primera vez que algo me importaba”.

Siempre honrando el oficio de actor, en cine formó parte de más de cuarenta películas entre ellas El santo de la espada, La tregua, La vuelta de Martín Fierro, La historia oficial, Made in Argentina, Las puertitas del Sr. López, El lado oscuro del corazón, El verso, Yanka y el espíritu del volcán. En televisión participó en Papá Corazón, La banda del Golden Rocket, Buenos vecinos, Los exitosos Pells, Los Sónicos, Para vestir santos, Resistiré y La Leona, entre los más recordados. Su gran éxito televisivo fue Matrimonios y algo más. Allí, dirigido por Hugo Moser encarnó al Groncho en el sketch El Groncho y la dama que protagonizaba junto a Cristina del Valle. Además personificó a Huguito Araña, personaje que repetía el estereotipo de homosexual afeminado de la época.

El teatro fue su gran pasión protagonizó innumerables obras: “Baraka”, “El saludador”, “Filomena Marturano”, “La nona”, “Made in Lanús” y “Los tutores”. Reconocido por la crítica y sus pares, querido por el público, las luces de la fama nunca lo marearon. “Para mí, el éxito es la escalerita que uno se pone y va subiendo escalón a escalón, según cómo se sienta en cada paso. El éxito no está afuera, no es el reconocimiento. Eso no está en mis manos. Yo busco subir un escalón y sentir que puedo transformar un escobillón en un caballo blanco y andar a caballo”.

 

 

 

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS