“UN HOMBRE SENSATO Y UNA BRUJA MALVADA”


 

Ernesto Tenembaum cuestionó las declaraciones de Alberto Fernández sobre la política de salud de la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y las consideró "de una vulgaridad realmente notable", luego se preguntó qué le pasó al presidente "en estos últimos días que busca la confrontación cada vez que habla".

Luego de repasar los audios donde Fernández sostiene que "por cuatro años tuvimos una gobernadora que decía que no iba a abrir un hospital más en la provincia de Buenos Aires", el periodista calificó las declaraciones del mandatario como "actos chiquitos" propios "de un político menor".

"En el contexto de la pandemia, Alberto Fernández planteó la necesidad de reformular la Corte Suprema; en estos días se peleó y dijo que tenía todos los nombres de las personas que habían comprado contado con liqui. En estos días se peleó con María Eugenia Vidal en los términos que ustedes escucharon recién; en estos días también se peleó, sin identificarlos, con los que pretendían abrir la economía,… La oración 'Alberto Fernández se peleó con...' se repite en mi cabeza varias veces en estos días y la pregunta es por qué", comenzó Tenembaum.

"Me parece que la intervención que hizo sobre Vidal es de una vulgaridad realmente notable porque por supuesto que puede ser discutible la política de salud de Vidal, pero la política de salud no se agota en dos hospitales. Cuando se recuerda la política de salud previa al 2015, si alguien quiere hablar de la herencia recibida y no quiere hacer politiquería barata en medio de una pandemia, no enfoca en esos dos hospitales", agregó, "Hay muchas discusiones sobre los hospitales construidos previo al 2015 respecto de si había médicos y si lo que había no era una carcasa donde se derivaban enfermos que no podían ser curados porque no había aparatología ni médicos; pregúntenle a Sergio Massa o a algunos intendentes si no es así", propuso.

Tenembaum analizó dos facetas del presidente bien marcadas: "La cara acuerdista que le dio tanta popularidad y que lo ha hecho tan distinto como presidente estos últimos meses, y la cara rupturista, donde saca pecho y provoca. Esta combinación no me parece grave, pero cuando veo actos chiquitos en medio de una pandemia me parece que son malos ejemplos, que destruye algo que es importante conservar", se lamentó. "Pegarle a María Eugenia Vidal es también pegarle al proyecto político de Larreta, entonces hay un juego donde aparecen rasgos de un político menor en un hombre que ha tomado decisiones de político mayor también ", aceptó.

"No comparto, y me parece demasiado lineal la idea de que hay un hombre sensato, sereno y componedor y una bruja malvada que desde las sombras lo vuelve loco para que se transforme en malo", dijo refiriéndose a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y finalizó: "Me parece que eso es un cuentito y es más complejo, por eso me pregunto qué pasó en estos días que Alberto Fernández busca confrontación cada vez que habla", finalizó.

 

 

 

 

 

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS