INFODEMIA EN TIEMPOS DE COVID-19


 

A estas alturas, todos nos hemos encontrado en las redes sociales con páginas que no hacen más que compartir información falsa, mitos y supuestos orígenes sobre el COVID-19.

Esta es justamente una de las características de la infodemia, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como “una cantidad excesiva de información sobre un problema  que dificulta encontrar una solución. Durante una emergencia de salud, las infodemias pueden difundir errores, desinformación y rumores. También pueden obstaculizar una respuesta efectiva, así como crear confusión y desconfianza en las personas con respecto a las soluciones o los consejos que se plantean para prevenir la enfermedad”.

Hoy con el gran uso de las redes sociales cualquier persona puede crear una página, incluso de un medio de comunicación que no existe, y utilizarla para desinformar. Las noticias falsas, los rumores y teorías en medio de la cobertura de una crisis no nacieron a partir de la actual pandemia, pero sí se han convertido en fenómenos que van en contra del periodismo riguroso, ético y de calidad.

La OMS da algunas claves sobre cómo cubrir esta pandemia, a pesar de la infodemia, haciendo énfasis en la veracidad de las fuentes oficiales y en el peligro de rumores y teorías que encuentran su público en los fugaces clics de internet en diversas páginas de las redes sociales que no pasan de la lectura del titular. 

 

Estos son los consejos propuestos para periodistas profesionales:

 

  1. Consulta fuentes acreditadas y oficiales como el Ministerio de Salud de tu país, o la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la OMS, ante la alta circulación de las teorías conspirativas y rumores.

 

  1. Evita la repetición de información errónea o sin sustento científico. La reiteración de esto puede hacer que termine siendo percibida como cierta, lo cual genera temor y ansiedad en las personas.

 

  1. Verifica los rumores y la información sospechosa. Hay que evaluar el nivel de gravedad, la fuente y el alcance antes de desmentirlos o de repetirlos. A veces, desmentir una información que no ha llegado a muchos puede darle una notoriedad que lo hará parecer veraz. En ese caso, se recomienda obviar el rumor o aportar los hechos sin mencionarlo.

 

  1. Procura evitar contar perspectivas de una historia cuando no tenga sustento científico o sea algo irrisorio y poco creíble.

 

  1. Evita incluir mitos o remedios locales cuando hables sobre tratamientos y utiliza fuentes científicas, basadas en la evidencia.

 

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, asegura que, si bien los gobiernos y las empresas tecnológicas deben hacer su parte en el problema, también es labor de periodistas, y de los mismos usuarios, estar atentos a los datos que comparten. No es un secreto que las redes sociales son el centro de información para una inmensa mayoría de personas y de allí su importancia en la lucha contra la infodemia.

 

 Algunas recomendaciones para identificar noticias falsas en redes sociales:

 

-Tener cuidado con los titulares con afirmaciones sorprendentes, escritas entre signos de exclamación o con letra mayúscula. Posiblemente se trate de información falsa.

-Es mejor no tener en cuenta las opiniones o afirmaciones de científicos que no están relacionados con el área de la epidemiología.

-No reenviar o compartir información que no ha sido contrastada o confirmada.

-Ten en cuenta la ortografía en los sitios que visitas para buscar información sobre COVID-19 o en los mensajes que llegan por redes sociales. Los errores ortográficos o tipográficos son un indicio de noticia falsa.

 

 

Por Lic. Karina Vimonte

Doctoranda en Comunicación

Comunicadora Social – Técnica Universitaria en Periodismo

 

 

 

 

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS