EL HUMO DE LAS ISLAS NUEVAMENTE SE RESPIRA EN ROSARIO


 

El humo afectó nuevamente a Rosario, una postal acostumbrada en la ciudad, consecuencia del desinterés o la incapacidad de cada uno de los actores políticos que deben hacer cumplir lo que dicta la ley y poner en funcionamiento las herramientas de control, desde hace años existentes, para que no se produzcan los habituales incendios intencionales en las islas entrerrianas.

La bajante, la sequía y principalmente la falta de controles facilitan las condiciones para el desarrollo de los incendios intencionales. Las consecuencias de los mismos se sienten en Rosario con mayor o menor intensidad según las condiciones del viento.

“En el relevamiento de los últimos 30 días, es decir en plena cuarentena, cuando supuestamente no se podían realizar actividades, se produjeron 23 km2 de quema por incendios intencionales”, precisó  Romina Araguas, integrante de la ONG Paraná no se toca. “Mientras siga la sequía están dadas las condiciones para estos incendios, hoy no se están viendo los controles que había en febrero y eso permite que se lleve a cabo una verdadera catástrofe ambiental”, agregó.

Araguas recordó que a principio de año se habían reunido el intendente con las autoridades del Plan de Manejo del Fuego, “pero las estrategias no tuvieron continuidad y se ve lo que pasa ahora”.

La ONG “Mundo Aparte” en sintonía con el reclamo realizado por “Paraná no se toca” señaló que entre el 4 y el 10 de mayo último se detectaron 68 focos de incendios al sur de la ruta que une Rosario y Victoria, dentro de la Reserva de Usos Múltiples de la ciudad entrerriana y en el delta bonaerense a la altura de las localidades de Zárate y Campana.

 

 

 

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS