SANCOR CERRÓ CUATRO PLANTAS Y DEJÓ CESANTES A 500 TRABAJADORES


El directorio de la empresa Sancor trabaja contra reloj para frenar una deuda que se ha tornado no sólo impagable, sino creciente, por acumulación de intereses, pero también ocasionada por los gastos corrientes de una estructura que quedó desbordada por el derrumbe de la actividad que provocaron las inundaciones en la cuenca lechera, y la caída del consumo doméstico.

El plan de reestructuración, con el que se pretende tentar a algún comprador, comenzó con el cierre de cuatro plantas, que en conjunto empleaban a 500 personas, ese fue el primer paso para reducir de 15 a 9 los establecimientos en operación y de esa manera achicar la nómina de 4.000 a 2.500 trabajadores. Por estas horas peligran los puestos de trabajo de otras 1.000 personas.

La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina comunicó que Sancor confirmó "la necesidad de producir una reestructuración en la empresa" que implique un "achique en la cantidad de plantas, usando los mismos procedimientos que se han usado en el pasado como son los retiros voluntarios, las jubilaciones y los traslados".

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS