VIVIANI ARRUGÓ PERO IGUAL DEBERÁ IR A DECLARAR

Imprimir


El jefe del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, aseguró que se equivocó cuando llamó a "darles vuelta los autos" a los afiliados al gremio que no adhieran al paro general del jueves próximo.

En una entrevista con Radio Rivadavia, el sindicalista intentó justificar su reacción durante una asamblea del gremio. "Se me salió la cadena. Lo dije en una asamblea multitudinaria y acalorada", afirmó.

La fiscal de cámara Verónica Guagnino abrió una investigación de oficio por los dichos de Viviani. "El delito más evidente es el de amenaza coactiva por forzar la libertad de quienes no deseen parar", indicó.

Viviani ante una serie de reclamos de los afiliados a su gremio, los cuales no quieren sumarse al paro, y luego de estar notificado que deberá presentarse a declarar se retractó y comunicó a través de sus voceros que no habrá ningún problema si algunos conductores de taxis deciden  salir a trabajar.