GAS: EL INCREMENTO NO SE VERÁ REFLEJADO EN LAS PRÓXIMAS FACTURAS

Imprimir


A partir de abril, el gas tendrá un aumento progresivo que llegará al 29% en junio. El incremento, no se verá reflejado en las próximas facturas ya que el Gobierno aplicará un aplanamiento automático y un 22% de la tarifa se pagará en los meses de verano. De esta manera, en el cálculo final, los usuarios no verán cambios en su boleta hasta pasadas las elecciones presidenciales, y en el período estival, cuando el consumo de gas cae hasta cinco veces en relación a los meses de invierno.

El incremento que se aplicará es del 10% en abril, otro 10% en mayo y el resto en junio. El costo financiero de posponer para los meses de verano una parte del costo del invierno será absorbido por el Estado, aunque todavía no está definido cómo pagará los intereses acumulados.

La próxima actualización tarifaria debería aplicarse en octubre, pero en el sector se estima que el Gobierno pospondrá el aumento correspondiente a la inflación de estos meses para después de las elecciones.