LAS PATAS CORTAS DE LA ÚLTIMA MENTIRA DE LOS K

Imprimir


“Esta represión fue provocada por el Gobierno”, denunció durante la discusión del Presupuesto el diputado del Frente para la Victoria, Leopoldo Moreau y acto seguido mostró una foto en la que afirmó que se veía a un sargento porteño generando disturbios. Sin embargo, esa imagen era de 2017 y no era de la puerta del Congreso.

“Pusieron en la calle grupos de provocadores", dijo el suegro de Agustín Rossi. "Esta foto es la de seis individuos encapuchados, con rostro tapado y vestidos de negro para simular que son anarquistas. Pero a uno se le cayó el pañuelo y aparece acá este señor, que estaba provocando desmanes. ¿Quién es? El sargento Héctor Olivera, promoción 189 de la Policía Federal, traspasado a la Policía de la Ciudad”, expuso el radical K desde su banca.

Pero la mentira, que fue distribuida en las redes sociales por legisladores kirchneristas duró apenas unas horas dado que luego se demostró que la imagen pertenece al fotógrafo de Infobae, Nicolás Stulberg, y que la obtuvo en medio de los incidentes que tuvieron lugar en septiembre de 2017, durante la marcha por los 11 años de la desaparición de Julio López, desaparición de la que el kirchnerismo jamás se hizo cargo. El retrato muestra a un grupo de encapuchados que arrojaron una bomba molotov contra la legislatura porteña.

Al igual que en los incidentes de diciembre del año pasado, cuando se votaba la reforma previsional, la militancia kirchnerista, fiel a su estilo, faltando a la verdad, denunció que el Gobierno infiltró gente para que generara disturbios. Incluso señalaron que se habían dejado pilas de escombros, a propósito, al alcance de los manifestantes.