“EVIDENTEMENTE CREE QUE SOMOS TARADOS”

Imprimir


La ex presidenta y candidata a senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, estuvo en la ciudad bonaerense de Lincoln, visitando un tambo como parte de su campaña.

La visita al establecimiento lechero, vinculado a un sobrino del ex intendente Jorge Fernández, denunciado por malversación de caudales públicos; administración fraudulenta de fondos públicos nacionales, provinciales y municipales; cohecho; asociación ilícita y enriquecimiento ilícito, generó el rechazo de los habitantes de la ciudad y de los tamberos de toda la Argentina.  

Le ex presidenta se reunió con un pequeño grupo de productores de Lincoln, quienes le expresaron su preocupación por el aumento de insumos, que, combinado con la caída del consumo de la leche, revela un panorama poco alentador, a lo que se suma el daño generado por las inundaciones, que afectaron las pasturas. Los tamberos no ahorraron palabras a la hora de señalarle que lo peor que le sucedió al sector fue consecuencia de las políticas aplicadas durante su gestión.  

Horas después las críticas y agravios hacia la ex mandataria se multiplicaron en las redes sociales.

Según datos oficiales entre 2003 y 2015 dejaron de producir más de 5.000 tambos, cuestión que sigue afectando a los tamberos dado que desde que asumió Cambiemos aún no se tomaron las medidas necesarias para alivianar la crisis por la que atraviesa el sector.