EL PAPA FRANCISCO Y LOS PRIMEROS MANDATARIOS EUROPEOS LE DIJERON NO A CRISTINA


Cristina Kirchner imaginaba una gira europea que apuntalara su proyecto de poder hacia las presidenciales de 2019. Sin embargo su ambicioso recorrido por las principales capitales de Europa le demostró que es recordada internacionalmente por sus discursos fuera de tono, su desprecio por el que piensa diferente y su ignorancia respecto a los procedimientos básicos de la diplomacia mundial.

No hubo un solo jefe de Estado que aceptara recibir a CFK, ninguno quiso quedar pegado a una ex mandataria que desde que abandonó el poder no hizo más que recibir imputaciones y procesamientos vinculados a la corrupción. Y si le faltaba algo para que su autofinanciada gira sea un fracaso absoluto, ese momento lo vivió a través de sus laderos en el Vaticano, cuando el papa Francisco decidió no contestar a tres pedidos de reunión que llegaron por distintos canales religiosos y políticos a Santa Marta.

El Papa conoce qué piensa CFK sobre su discurso teológico y sus posiciones referidas a la corrupción y el clientelismo político, sin embargo hasta fines de 2015 optó por un silencio piadoso ante la entonces presidente, que usaba los viajes a Roma para pegarse a la imagen de Francisco y utilizar su peso político afuera y adentro de la Argentina.

Francisco nunca le perdonó a Cristina su traición cuando colocó a Carlos Zannini como candidato a vicepresidente y decidió que Aníbal Fernández compitiera contra Julián Domínguez para dirimir al representante oficial en los comicios a gobernador de la Provincia de Buenos Aires. CFK había jurado a Francisco que Daniel Scioli iba a construir su fórmula y que Domínguez tenía libre el camino para llegar a la gobernación bonaerense. Esa traición fue la que terminó definitivamente la relación entre el Papa y CFK.

Cristina pensó que el Papa ya la había perdonado. Y diseñó su tour por Europa convencida de obtener una visita privada a Santa Marta. Luego de tres pedidos sin respuestas del Papa comprendió que la anhelada reunión no iba a ser posible.

A Cristina finalmente le quedó un itinerario reducido que incluyó una escala en Grecia, otra en Bruselas, y el regreso a Buenos Aires, donde piensa quedarse unos días, lejos de las marchas, escraches y reclamos que están viviendo sus socios políticos en Santa Cruz, para determinar si, finalmente, apuesta su resto político en las elecciones legislativas de octubre.

La gira no fue lo que esperaba. No obtuvo lo que fue a buscar, fotos con el Papa y con los jefes de estado, imágenes que la saquen del ridículo que viene haciendo desde que tuvo que abandonar Olivos.

© 2019 WOX FM | ROSARIO | ARGENTINA | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

0341 5271105 | Sarmiento 854 | piso 06 oficina 06

RADIO WOX 2019 by TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS