A+ R A-
24 Septiembre 2017

KEITH RICHARDS/CROSSEYED HEART


Por Daniel Pollini

 

No estaría mal considerarlo el disco de Richards a medias con Steve Jordan, el morocho que muchos coligan de manera inmediata con la batería, aunque se trata de un multiinstrumentista, que además compone y produce, y que aparte de integrar la banda que acompaña a Keith, los X-Pensive Winos, entre otras cuestiones aportó su idoneidad en parte de la obra registrada de Eric Clapton, John Mayer, Andrés Calamaro, e incluso de los mismísimos Blues Brothers. El mismo Jordan que reemplazó a Watts en “Dirty Work”, cuando el batero de la “piedra que rueda no junta musgo” no estaba en condiciones de sentarse en la banqueta dado que no hacía otra cosa que descocarse.

“Crosseyed Heart” es el génesis del tercero solista en estudio de Keith. Sólo, con una guitarra acústica, en menos de dos minutos resuelve todo. Ahí está el Richards que escucharía toda mi vida. El blues que abre el trabajo discográfico es suficiente razón como para ser indulgente con las insuficiencias que más adelante registra la obra.   

Un trabajo discográfico que nadie sensato ubicaría en el estante de los 10 mejores del rock, tampoco dentro de la lista de los 100 mejores, pero es sin dudas un disco que me hace feliz cada vez que lo hago sonar.

Demasiadas baladas: “Suspicious”, “Just a gift”, “Lover´s plea”, sin embargo todas disfrutables, salvo “Ilusion” en la que Keith forma un dueto con Norah Jones. Lamentablemente la presencia de la hija de Shankar, en esta ocasión, promete más de lo que cumple.

La pedal steel ejecutada por Larry Campbell en “Robbed Blind” hace que no haya lugar para un riff “stoniano”, el paño se tiñe de country, lo demás lo aporta Keith tocando el piano. “Human riff” aparece relajado y cargado de emotividad a la hora de interpretar. Uno de los momentos sublimes del disco.

Para el sujeto que tuvo la idea de instalarse en Jamaica por unos cuantos días de noviembre de 1972 para comenzar la grabación del que sería el sucesor de Exile on Main St., para quien disfrutó de la amistad y se “fumó” la bronca de Peter Tosh, para el hombre que desde Londres tuvo que mover cielo y tierra para conseguir la libertad de Anita Pallenberg, su  mujer, quien estando presa en Kingston fue violada en tantas ocasiones como las que recibió palizas que la dejaron al borde de la muerte, para quien en más de una ocasión consideró a la isla como su hogar, versionar “Love overdue”, de Gregory Isaacs, sin dudas “is a peace of cake”.

El origen de “Goodnight Irene” está en discusión, algunos dicen que Lead Belly ya la cantaba en 1908, pero están aquellos que argumentan que lo que interpretaba el originario de Mooringsport era muy similar a otra canción compuesta en 1892 por Gussie Davis. Más allá del relato del tipo que después de haber perdido a su amor piensa en saltar al río para terminar con su vida, la versión de Keith está llena de hechizo, te transporta a la Luisiana de los pantanos, las plantaciones, los esclavos.

“Talk is cheap” (1988) representó la alegría de ver a un prócer obtener “su” propia independencia, “Main offender” (1992) superó generosamente las expectativas y “Crosseyed Heart" (23 años después del último en estudio-2015) confirma aquello que Calderón de La Barca sabiamente sentenció: “Afortunado es el hombre que tiene tiempo para esperar”. 

 

 

El tiempo en Rosario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2016 WOX FM | ROSARIO | ARGENTINA | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

0341 5271105 | Sarmiento 854 | piso 06 oficina 06