A+ R A-
26 Julio 2017

SONIC HIGHWAYS/FOO FIGHTERS.


 

Por Daniel Pollini

 

Más allá del documental de HBO y de todo el argumento promocional con el que se lo pretende ornamentar, “Sonic Highways” es el octavo disco en estudio de Foo Fighters, ni más ni menos que un disco de rock, trabajo que contó con la producción de Butch Vig, el productor del fundacional "Nevermind", el mismo Butch Vig que los hizo sonar como nos gusta en “Wasting Light”, el disco de 2011.

No es necesario hacer un análisis profundo, se trata de un disco de rock, gestado por una banda de rock. Un disco de ocho canciones, grabadas en ocho ciudades diferentes, -Chicago, Austin, Nashville, Los Ángeles, Seattle, Nueva Orleans, Washington y Nueva York-, con la participación de algunos músicos originarios de esas ciudades. Un disco de rock sin sorpresas, menos arriesgado y pujante que los gestados en otros momentos, cuestión que no lo transforma ni en el mejor ni en el peor, de más está decir que “Sonic Highways” es un trabajo que tiene de sobra para defenderse por sí mismo.

A esta altura no es necesario seguir pretendiendo ubicar en un lugar decoroso al post grunge, esta vez estamos ante un álbum que no es alternativo a nada. La voz de Grohl es armoniosa y melódica. La banda suena muy bien, Hawkins, Mendel, Shiflett y Smear, están siempre en el lugar indicado en el momento exacto. Lo demás ya lo sabemos, guitarras que estallan, estribillos para estadios, buenas melodías, un poco más de todo eso que nos gusta.

 

SONIC HIGHWAYS

Something From Nothing (4:49)

The Feast and the Famine (3:50)

Congregation (5:12)

What Did I Do?/God As My Witness (5:44)

Outside (5:15)

In the Clear (4:04)

Subterranean (6:08)

I Am a River (7:09)

 

“Something for Nothing”, grabada en Chicago, con Steve Albini.  El primer adelanto del disco, destrozado por la crítica y por algunos seguidores de la banda, consecuencia de la aproximación del riff al ejecutado por el desparecido Ronnie James Dio en “Holy Diver”. Realmente me parece un despropósito perderse de disfrutar una canción tan maravillosa como la que da apertura a este álbum e incluso denunciar a voces un plagio cuando en realidad todos sabemos que Foo Fighters, al menos hasta ahora, no ha inventado nada.

“The Feast and the Famine” fue grabado en Washington, una canción que muestra cómo la llama se mantiene encendida. Así los conocí, así eran, así sonaban… y 20 años después lo siguen haciendo.

“Congregation” fue grabada en Nashville, con Zac Brown. Hard rock sin complicaciones. Con un minuto menos estaría perfecta.

“What Did I Do?/God As My Witness” es uno de los grandes momentos del disco, una canción llena de vida ultimada por un desacertado fade out.

“Outside” grabada en Los Ángeles. Lo mismo de siempre, con un gran estribillo final. Me gusta.

“In the Clear”, el tercer single que apareció antes del lanzamiento del disco, acompañado de un emotivo video grabado en el Preservation Hall de Nueva Orleans.

“Subterranean” una balada grabada en Seattle, con una guitarra que por momentos asoma por encima del resto de los instrumentos. La duración les vuelve a jugar en contra.

“I Am a River”, grabada en Nueva York, impecable, llena de arreglos orquestales. Producida por Tony Visconti, la mano del productor se nota al punto de que algunos arreglos son muy similares a los que aparecen en “The next day”, el último trabajo de Bowie

Después de escucharlo un par de veces caí en la cuenta de que no buscaron repetir la fórmula, pero tampoco se apartaron demasiado de ella. Cuando arriesgaron las canciones terminaron siendo largas, en ocasiones con el puente y la coda a mitad de resolver. Sin embargo es bueno reiterar, para poner cada cosa en su lugar, que “Sonic Highways” es un trabajo que tiene de sobra para defenderse por sí mismo.

 

 

El tiempo en Rosario

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2016 WOX FM | ROSARIO | ARGENTINA | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

0341 5271105 | Sarmiento 854 | piso 06 oficina 06